Un blog hecho para los amantes de los viajes y los autos

Autor: Leroy Anderson Página 1 de 23

Cómo elegir los mejores neumáticos para tu coche

El estado de tus neumáticos es fundamental para tu seguridad en la carretera. Unos neumáticos desgastados pueden provocar peligrosos reventones a velocidades de autopista, hacer que pierda tracción en condiciones meteorológicas adversas y ser más propensos a los daños causados por los desechos, todo lo cual podría dejarte tirado.

A continuación te ofrecemos información sobre cómo cuidar tus neumáticos, por qué ciertas tareas de mantenimiento son importantes para la vida y la seguridad y qué buscar si sospechas que necesitan ser reemplazados.

Antes de pasar a ello, te queremos recordar adquirir un seguro de auto. Puedes cotizar el costo de un seguro de auto en linea.

Cómo hacer que tus neumáticos duren más

Una de las cosas más fáciles y más importantes que puede hacer para obtener la mayor vida de tus neumáticos es asegurarte de que están correctamente inflados a la presión correcta. Los neumáticos demasiado inflados o poco inflados tienden a desgastarse más rápido y de forma desigual, lo que hace que se necesiten neumáticos nuevos antes de lo que se espera.

La presión recomendada para los neumáticos es de entre 32 y 35 PSI, pero puede consultar la pegatina de la puerta del conductor para conocer la presión recomendada para su modelo en particular o consultar el manual del propietario.

Por qué los neumáticos necesitan ser rotados regularmente

¿Qué es la rotación de los neumáticos y por qué hay que hacerla regularmente? La rotación de neumáticos es simplemente mover los neumáticos de sus posiciones actuales a las nuevas.

Por lo general, se intercambian los neumáticos de la parte delantera y trasera. Si tu coche tiene una rueda de repuesto de tamaño completo, como un Jeep, la rotación incluirá la rueda de repuesto.

Los neumáticos se rotan para evitar un desgaste desigual. Esto es para que todos los neumáticos se desgasten uniformemente.

Los beneficios del equilibrado de neumáticos

El desgaste normal de la banda de rodadura causado por la conducción diaria puede cambiar la forma en que el peso se distribuye alrededor del conjunto de la rueda y el neumático. Puede notar que tu volante o tablero de piso vibra o sentir vibraciones en el asiento del conductor cuando sus neumáticos están desequilibrados.

Mantener los neumáticos equilibrados proporciona una serie de ventajas, entre ellas

  • Hacer que su conducción sea más cómoda
  • Reducir el desgaste irregular de la banda de rodadura
  • Aumentar la durabilidad y la seguridad de los neumáticos
  • Mejorar el consumo de combustible
  • Nuestros mecánicos pueden rotar rápidamente sus neumáticos, lo que implica quitar las ruedas y los
  • neumáticos, y poner las ruedas en un equipo especializado. Corregiremos cualquier desequilibrio y volveremos a
  • montar los neumáticos y las ruedas.

La importancia de la alineación de los neumáticos

Los neumáticos correctamente alineados son menos susceptibles al desgaste excesivo que puede llevar a comprometer la seguridad en la carretera. Algunas de las señales que indican que es hora de alinear los neumáticos son

  • Su volante no vuelve fácilmente a su posición normal después de haber girado
  • El volante permanece en un ángulo cuando se conduce en una carretera recta
  • El coche se desvía hacia un lado en una carretera recta
  • El manejo o la dirección se sienten diferentes de lo normal
  • Puede notar uno o más de estos signos después de haber golpeado repentinamente un bordillo o un bache, de haber conducido demasiado rápido sobre un bache de alta velocidad o después de haber sufrido un accidente.

Todos los vehículos deberían circular en línea recta y suave. Si el tuyo no lo hace, puede ser el momento de programar una alineación de neumáticos.

Lo que hay que saber sobre la alineación de las ruedas

Sentir que su vehículo tira hacia un lado o hacia otro no es la única señal de que puede necesitar una alineación de las ruedas. De hecho, es posible que no experimente ese tirón en absoluto y aún así necesite un servicio de alineación de ruedas.

También te puede interesar: Consejos para que tu coche siga pareciendo nuevo

Consejos para que tu coche siga pareciendo nuevo

Para la mayoría de nosotros, nuestros coches encabezan la lista de las mayores compras que haremos en nuestra vida. También pueden ser la causa de gastos inesperados cuando algo va mal. Para proteger la inversión en tu vehículo y evitar costosas reparaciones, la clave es tener un plan de mantenimiento regular. Es importante para tu seguridad y también puede ayudar a mejorar su valor de reventa.

Comienza tu plan de mantenimiento consultando el manual del propietario. La mayoría de los fabricantes ofrecen recomendaciones sobre la frecuencia con la que deben revisarse los principales sistemas.

Ten en cuenta que no está obligado a que el concesionario se encargue de todas las revisiones de tu vehículo: puedes llevarlo a cualquier mecánico profesional y mantener su garantía intacta.

A continuación, te presentamos algunas tareas de mantenimiento de tu coche que te ayudarán a mantenerlo en buen estado. Antes de pasar a ello, queremos recordarte que contar con seguro de responsabilidad civil es una buena elección.

Cambia el aceite regularmente

Los cambios de aceite y filtro son una de las tareas de mantenimiento menos costosas pero más importantes. El aceite limpio ayuda a mantener tu coche en funcionamiento durante más tiempo, ya que lubrica miles de piezas, recoge los residuos y la suciedad, y transfiere el calor fuera de su motor. Cuando el aceite se ensucia demasiado y el filtro se obstruye, puede provocar daños en el motor o incluso un fallo del mismo.

Recomendamos a nuestros clientes un cambio de aceite y filtro cada 3.000 kilómetros con aceite convencional, y 5.000 millas para las mezclas sintéticas.

Mantén los fluidos en los niveles adecuados

Los sistemas de tu coche dependen de una variedad de fluidos y aceites para funcionar correctamente. Además del aceite del motor, estos son algunos de los fluidos que deberían formar parte de tu plan de mantenimiento:

Aceite de la transmisión: Sigue las recomendaciones del fabricante sobre la frecuencia con la que debe cambiar el líquido de la transmisión. Ten en cuenta que este es un tipo de líquido que debe ser cambiado por un taller de reparación de automóviles de servicio completo en lugar de un taller de cambio de aceite de lubricación rápida.

Líquido refrigerante: Este fluido -también conocido como fluido del radiador o anticongelante- es fundamental para evitar que su motor se sobrecaliente. En nuestro severo calor, recomendamos que el refrigerante de tu motor sea reemplazado cada 24 meses.

Líquido del diferencial: debes comprobar el manual del propietario para la recomendación del fabricante sobre cuándo reemplazar el líquido diferencial, que suele ser un mínimo de 15.000 kilómetros. Comprobamos el líquido del diferencial para ver si está sucio, y lo cambiamos como parte de nuestro servicio de diferencial.

Haz inspeccionar tus frenos

El buen funcionamiento de los frenos es esencial, por supuesto, para la seguridad general de tu coche o camión. Aunque la mayoría de la gente no piensa en sus frenos hasta que un problema como chirridos o menor resistencia del pedal se hace evidente, el mantenimiento de sus frenos con un servicio regular puede ayudarte a asegurarte de que sus frenos están siempre ahí cuando los necesita.

Reemplaza tu filtro de aire

El filtro de aire de tu motor tiene que estar limpio para poder hacer su importante trabajo. Este filtro limpia el aire que fluye en el motor y contribuye al proceso de combustión; cuando se obstruye, tu motor puede funcionar mal, su potencia puede ser reducida, y su kilometraje de combustible puede disminuir.

Comprueba las mangueras y las correas

Varias correas y mangueras forman parte de lo que hace que su motor funcione. Como parte del mantenimiento regular del coche, estos deben ser revisados para detectar el desgaste excesivo o, en el caso de las mangueras, las fugas.

Nuestros técnicos estarán encantados de revisar las correas y mangueras cuando estemos bajo el capó para otros servicios, y la inspección de estas partes está incluida en nuestros paquetes de mantenimiento de kilometraje.

También te puede interesar: Elementos esenciales del mantenimiento de los frenos

Elementos esenciales del mantenimiento de los frenos

El sistema de frenos de tu coche es crucial para realizar paradas seguras. Conoce lo que hace que este sistema funcione.

Las pastillas de freno, las pinzas de freno, los rotores de freno – estos componentes críticos y más contribuyen a la capacidad de tu vehículo para detenerse de forma segura.

Aquí, vamos a profundizar en todos los diferentes aspectos del sistema de frenos de tu vehículo y lo que sucede cuando se necesita una reparación de frenos.

Antes de pasar a ello, te recordamos que tener un seguro de cobertura limitada puede ayudarte mucho.

Componentes comunes de los frenos

Entender cómo funcionan los frenos puede ayudarle a apreciar lo importante que son para el funcionamiento seguro de tu vehículo. Esta comprensión comienza con el aprendizaje de los diferentes componentes en tu sistema de frenado son saber lo que son responsables de.

Diferentes tipos de pastillas de freno

Antiguamente, las pastillas de freno se fabricaban con amianto, que es muy bueno para disipar el calor, pero al descomponerse libera un polvo muy peligroso.

Los tres tipos más comunes de pastillas de freno que se utilizan hoy en día son las pastillas de freno metálicas, las pastillas de freno cerámicas y las pastillas de freno orgánicas. A continuación, entraremos en un poco más de detalle en cada uno de ellos.

Pastillas de freno metálicas

Estos son los tipos más comunes de pastillas de freno en la mayoría de los vehículos hoy en día. Una mezcla de metales como el acero, el cobre, el grafito, y los materiales de unión se utilizan para formar la almohadilla.

Estas pastillas son económicas y bastante duraderas, con un buen rendimiento y propiedades de disipación del calor, lo que las convierte en una opción ideal para las pastillas de freno.

Pastillas de freno cerámicas

Las pastillas de freno cerámicas se fabrican para vehículos de alto rendimiento, como los coches de carreras, por su excelente capacidad para disipar el calor, su durabilidad y porque son ligeras.

Comúnmente compuestas de fibras cerámicas, agentes de unión, y a menudo de fibra de cobre, estas pastillas de freno proporcionan una gran potencia de frenado. Pero su construcción también las hace bastante caras.

Pastillas de freno orgánicas

También conocidas como “pastillas de freno sin amianto”, las pastillas de freno orgánicas están hechas de materiales como el vidrio, el caucho o la resina.

Estos materiales tienen una alta tolerancia al calor y son mejores para el medio ambiente. La desventaja es que estas pastillas suelen desgastarse más rápido que otras pastillas de freno.

También te puede interesar: Por qué debes sustituir siempre el filtro de aceite

Página 1 de 23

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén