¿Qué debo revisar antes de salir de viaje?

La temporada vacacional se acerca, por lo que es común ver millones de automovilistas a nivel internacional preparándose para hacer algún viaje por carreteras y buscar destinos turísticos para pasar la temporada vacacional.

Es importante mencionar que antes de partir de cualquier lugar, debes preparar tu vehículo y así evitar accidentes. Esta inspección debe ser exhaustiva y por personal capacitado en los coches.

¿Qué factores se deben verificar antes de embarcarse en tu viaje por carretera?

 Fluidos (aceite y refrigerante)

Es importante verificar los niveles de líquidos disponibles en una forma óptima antes del viaje. Si tus niveles de refrigerante y aceite son bajos, es posible que tenga una pequeña fuga en alguna parte.

Asegurar el control también el líquido de frenos, si este nivel es demasiado bajo, tu automóvil no es seguro para conducir.

 Luces

Si tus vacaciones implican conducir de noche o condiciones de neblina, asegúrate de que todas las luces de tu automóvil funcionen correctamente.

 Limpiaparabrisas

¿Los limpiaparabrisas están limpiando el agua o están dejando líneas de agua que pueden afectar su visión? Antes de comenzar el viaje por carretera, verifique que te deje una buena visión al conducir en cualquier clima.

 Ruedas y neumáticos.

Los neumáticos son de las partes más importantes para revisar en tu coche al salir.Si te toca manejar por varias horas, debes estar en perfecto estado para evitar posibles accidentes.

Busca en la superficie de la llanta algo de daño notable, busca burbujas, o que la rodadura este bien y no demasiado gastada. No olvides verificar la presión de los neumáticos, incluso si no te toca viajar.Si una llanta esta demasiado inflada, se desgastará en el medio de la llanta, si esta desinflada se desgastará en los lados y bordes.

 Pastillas de freno

EL verificar los frenos antes de tu viaje es de vital importancia. El desgaste de las pastillas de freno es común al usar el coche cotidianamente. Checa con un profesional en esta rama para tener en óptimas condiciones los frenos. El freno de mano debe funcionar correctamente.

Si compruebas las pastillas de freno cuando el automóvil está parado, es importante evaluar cómo reacciona tu coche para frenar al conducir. Es totalmente inseguro conducir un vehículo que no puede controlar al frenar.

 Fugas

Después de verificar que tienes bien los niveles de líquidos, es buena idea verificar Si hay fuga de varios componentes y mangueras es un posible riesgo para su vida y su bolsillo, ya que no tenerlos en buen nivel puede provocar que el motor se estropee.

Si tiene algunas manchas de aceite o refrigerante, tiene una textura brillante y se ve similar al aceite, en el piso donde acostumbras a dejar el coche, haz que un técnico revise tu vehículo.

Banda de transmisión

Ya que estas revisando las condiciones de tu vehículo, no dejes de examinar la banda de transmisión en busca de grietas. Si la banda está dañada o desgastada, es posible que tengas un apagado total del motor.

No podrá cargar la batería y su vehículo comenzará a sobrecalentarse porque la bomba de agua funciona en conjunto con la banda. Si algo le sucede a esta parte, el motor deja de funcionar en unos pocos kilómetros.

 Refacción de llanta

Revisa y siempre que salgas a la carretera lleva tu llanta de repuesto. No olvides verificar antes de tu viaje que la llanta este en óptimas condiciones junto con el equipo (gato hidráulico, palanca y llave que son necesarias para cambiarla si hace falta).

 Alineamiento y Balanceo

No solo tener las llantas en buenas condiciones es necesario, también debe verificar el coche no se gire o desviar ligeramente hacia ningún lado, ya que con mucha velocidad esos defectos pueden causar malas condiciones de manejo.

Si te toca salir de viaje checa también algunas reglas que seguir al manejar en carretera.

Reglas que seguir al manejar en carretera

Tienes planeado salir próximamente en algún viaje en carretera por México o cualquier parte del mundo y no sabes qué normas debes seguir, a continuación, te daremos información que es muy útil para así disfrutar en el arte de viajar por carretera.

Antes de comenzar un viaje largo

Duerme lo suficiente y ven con un refrigerio o una comida. Las bebidas con alto contenido de azúcar y cafeína no son las mejores maneras de mantenerse despierto mientras conduce. Si bien rápidamente te sentirás más alerta, los efectos pueden disminuir rápidamente con el tiempo y la atención que brindas al volante puede desviarse, aunque permanezcas despierto.

Detente y procura tener un descanso ocasional. Incluso si no tienes sueño, procura hacer paradas cada dos horas. Aunque sea breve para tomar un refrigerio o pasar al baño, tomar un breve descanso para dejar la hipnosis del camino. Ya sea para estirar un poco las piernas caminando un poco o si es necesario tomar una siesta en alguna caseta de cobro o alguna estación de servicio.

Nunca bebas alcohol antes de tu viaje. Si bien no puedes intoxicarse con una cerveza, tenemos sueño.

Antes de partir en un viaje largo en automóvil, asegúrate de que tu vehículo esté en óptimas condiciones: que las llantas estén infladas correctamente, que todos los líquidos estén en sus niveles mínimos y que tengan el tanque lleno de gasolina. (Para viajes por carretera especialmente largos, es posible que desees que tu mecánico realice una verificación más exhaustiva).

Comparte el viaje y la responsabilidad

Si puedes y vas en compañía, comparte la responsabilidad con un conductor de tu confianza. Esto te permite vigilar el trayecto sin la tensión de estar todo el tiempo conduciendo. Esta estrategia también sirve para que tú o tu acompañante pueda tomar una breve siesta y así ahorrar tiempo. Si realiza solo, enciende la radio o pon música para mantenerte alerta. Otra buena opción es abrir la ventanilla para que circule el aire. Si ves que esto no está sirviendo para evadir el cansancio puedes concentrarte en mantener una velocidad constante para mantenerte despierto.

Anticípate al desastre

Puedes anticiparte al clima, así es, puedes ver el pronostico del tiempo para que vayas mejor preparado ante el clima.

Usa un GPS o aplicaciones en los teléfonos inteligentes para guiar en las ciudades o poblaciones que no tienen conocimiento, también es buena herramienta para evitar el tráfico y embotellamientos.

No esperes hasta que tu medidor de gasolina esté vacío para recargar el tanque. En una carretera que no conoce no es posible saber si habrá una gasolina más adelante, por lo que te recomendamos que tan pronto veas que el medidor este a un cuarto de tanque, busca y tiene parada en la siguiente gasolina para evitar contratiempos.

Si tienes que detenerte, mueve tu vehículo fuera de la carretera. Nunca te estaciones en el acotamiento o en el carril de avería por ningún motivo, excepto en caso de emergencia.

En viajes más largos, diez a la mano servilletas, utensilios de plástico y una pequeña hielera para comidas. También queremos tener un poco de cambio para los peajes y casetas de cobro.

No olvides llevar y tener un botiquín de primeros auxilios, una linterna, una manta y tener en buenas condiciones tu llanta de refacción.

Este último consejo debería ser evidente, pero es lo suficientemente importante como para lo digamos de todos los modos: asegúrate de que todos en el automóvil se abrochen el cinturón de seguridad. No solo te mantendrá a salvo, sino que en la mayoría de los lugares también es la ley.

Si buscas más consejos y sugerencias para poder tener un buen viaje por carretera te recomendamos: Consejos para un viaje en carretera.

Consejos para un viaje en carretera

Hay mucha gente que toma algún vuelo a todas las partes en estos días, pero que puedas pensar en un clásico viaje por carretera. Si bien parece que la experiencia de conducir en carretera es cosa del pasado, aquí vamos a dar muchas razones para que veas por que es muy buena idea tomar un viaje por carretera.

No puedes negar que el atractivo del camino es innegable y probablemente una experiencia inolvidable . Hay muchas riquezas en atravesar la tierra kilómetro a kilómetro en un vehículo bien preparado. Pero para aprovechar al máximo tu experiencia, no te pierdas estos consejos de viaje por la carretera.

 Limpia tu automóvil antes y durante tu viaje.

El no limpiar tu coche antes de un viaje puede ser una mala idea. Veras que a los pocos días o incluso horas de viaje puedes ver cómo se va juntando las cosas dentro del coche y sentirás una sensación molesta a lo largo del viaje

Revisa tu vehículo.

Aproximadamente una semana antes de partir para un largo viaje por carretera, haz que tu mecánico revise los niveles de líquido, frenos, neumáticos y cualquier otra cosa que pueda causar problemas. Asegúrate de que tu llanta de calefacción esté completamente inflada y que tenga cables de puente y líquido limpia parabrisas adicionales.

Sal de la carretera y ve por la libre (con precaución)

A menos que tengas un horario muy apretado o un destino fijo al cual llegar, no tengo mucho sentido solo pasar por peajes para poder disfrutar del viaje en carretera. Gran parte de la aventura puede ser el paso por pueblos y conocer parte del país.

Anticípate ante los problemas

Si piensas hacer un recorrido significativo, intenta llevar a cabo un itinerario y una planificación previa. Visualiza tu viaje y anticipa con un pronóstico del clima, noticias locales de dónde vas y procura llevar a un pequeño fondo económico por si hay mejoras.

Precargue tu teléfono con opciones de entretenimiento.

En la carretera es frecuente en trayectos largos perder la señal de radio, por lo que te recomendamos que haya una buena lista de canciones que te gustan y las tengas previamente cargadas en algún dispositivo que pueda tener acceso al coche y así escucharlo, ya que la mala señal no solo se limita a la radio sino a la señal de internet en tu móvil o hasta para realizar llamadas.

No olvides llevar agua y bocadillos

Durante tu viaje en el camino es mejor tener un bocadillo a la mano durante el viaje y procurar estar siempre hidratado, puedes conseguir gran variedad de botanas ideales desde cacahuates o frituras, hasta algún momento emparejado para no pasar por hambre durante el trayecto y así evitar demasiadas paradas en el camino.