BMWparkandcars

Un blog hecho para los amantes de los viajes y los autos

Tips para preparar tu coche para un viaje

Los viajes por carretera son una forma estupenda de explorar nuevos lugares cercanos que nunca has visto. Antes de emprender un viaje, siempre es buena idea preparar el coche para la aventura, de modo que no te encuentres con ningún inconveniente o problema en la carretera.

Una lista de comprobación para preparar tu coche para un viaje largo por carretera:

Comprueba los neumáticos

Comprueba la presión de los neumáticos y asegúrate de que se ajusta a las directrices establecidas en el manual del propietario.

Comprueba que las ruedas no tengan abultamientos o grietas y examina el estado de la banda de rodadura.

Planifica con antelación, renueva todos tus documentos

Revisa la fecha de caducidad de la pegatina de tu matrícula, de tu seguro, de tu pasaporte y de tu carné de conducir. También es posible que quieras un seguro que cubra lo relacionado con tu viaje. Si aun no lo haces, cotiza tu seguro de auto ahora.

Comprueba las luces

Echa un vistazo a la parte delantera y trasera del coche. ¿Funcionan los faros, los intermitentes, las luces de freno, las de emergencia y las de marcha atrás? ¿Hay alguna luz agrietada o quemada?

Haz una puesta a punto de tu coche

Si tu coche no ha estado en el taller durante un tiempo, gastar el dinero en una puesta a punto antes de salir a la carretera podría evitarte tener que pagar una reparación importante mientras estás de vacaciones. El mecánico puede comprobar todos los líquidos y filtros esenciales (aceite, líquido de transmisión, anticongelante/refrigerante, refrigerante del radiador, líquido de frenos, líquido limpiaparabrisas y líquido de dirección asistida) para ver si es necesario cambiarlos o rellenarlos.

También comprobarán si hay que cambiar mangueras o correas.

El mejor momento para llevar tu coche es al menos dos semanas antes de tu viaje por carretera: así, si el mecánico encuentra algún problema importante, aún tendrás tiempo de solucionarlo.

Aprende las características del coche

Tanto si llevas meses conduciendo tu coche como si acabas de comprarlo, siempre es útil leer sobre él. Ten una lista de todas las características con las que está equipado el vehículo. Escribirlas con antelación evitará que te olvides de algo cuando te pongas en situación.

Prueba los frenos

Escucha atentamente los frenos para detectar cualquier chirrido o roce. ¿Huelen a quemado o los pedales llegan hasta el suelo? Esto probablemente significa que es el momento de cambiar las pastillas de freno y dar un buen repaso a la zona.

Comprueba el aire acondicionado

Si te vas a ir de viaje por carretera a principios de la primavera o del verano, es probable que no hayas tenido la oportunidad de hacer funcionar el aire acondicionado desde el verano pasado. Pruébalo para ver si sigue funcionando correctamente y bombeando aire frío.

Empaca lo esencial

Haz una lista de lo que necesitas para el viaje. Piensa en meter en la maleta mapas de carreteras para casos de emergencia, información sobre hoteles, cargadores de teléfono de repuesto para el coche y para conectar a un enchufe, música, juegos de viaje, aperitivos y bebidas.

Echa un vistazo a tu kit de emergencia en carretera para asegurarte de que está actualizado.

Haz un horario

Calcula a qué horas vas a conducir y cuándo necesitas salir de la carretera para buscar alojamiento, comida o echar una siesta. No planees conducir durante mucho tiempo sin dormir: alterna a los conductores para asegurarte de que todos descansan.

Limpia tu coche

Pasa por el lavadero de coches para poder emprender el viaje con un coche reluciente y limpio tanto por dentro como por fuera.

Si te tomas el tiempo necesario para seguir estos pasos antes de emprender tu viaje por carretera, podrás relajarte y disfrutar del viaje sabiendo que tu coche está en perfecto estado y listo para la carretera.

 

Artículos relacionados: Consejos para mejorar tu forma de conducir

¿Qué color es el indicado para tu coche?

En realidad, hay muchos factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el color adecuado para tu coche. No sólo hay que tener en cuenta el gusto personal, sino también el mantenimiento y otros aspectos que pueden afectar al aspecto del coche con el paso del tiempo.

Dicho esto, antes de tomar una decisión final sobre el color que va a elegir para su nuevo coche, puede consultar estos factores para tomar la decisión correcta.

Recuerda que lo estético no loes todo, la seguridad es primero. Debes contar con tu seguro de auto adaptado a tus necesidades, preferencias y presupuesto. Si aun no lo tienes, cotiza tu seguro de auto lo más pronto posible.

Gustos personales

El color que elijas debe definir tu personalidad. Si quieres destacar, probablemente te inclinarás por una paleta llamativa que incluya colores como el rojo, el amarillo y cualquier otro tono brillante o fuerte que llame la atención de la multitud. Otros, en cambio, consideran que el minimalismo es la mejor práctica estética. Los colores como el blanco, el plateado, el gris y el negro deberían atraer a aquellos que quieren mantener lo básico pero con clase.

Sin embargo, éste debería ser el factor menos prioritario a la hora de elegir un color para su coche, ya que debería prestar más atención a los aspectos siguientes.

Mantenimiento

Mantener el color de tu coche puede ser una tarea bastante complicada. Aparte de los tonos perlados, algunos colores como el negro y el rojo requieren un cuidado meticuloso, ya que los arañazos, la suciedad y otras marcas molestas son fácilmente visibles en cualquiera de ellos. Por eso hay que pulir y aplicar otros cuidados esenciales de la pintura del coche más a menudo para mantener su impresionante aspecto.

Por otro lado, uno de los colores más fáciles de mantener son el blanco, el gris y el plata. A diferencia de la mayoría de los colores oscuros, estos tonos más claros apenas muestran el polvo, a menos que se trate de lluvia seca o agua del grifo.

Dicho esto, si estás dispuesto a sufrir un poco de molestia en el mantenimiento de la pintura de tu coche, entonces estás capacitado para elegir esos tonos más oscuros. Mientras que si prefieres una experiencia menos estresante, los tonos más claros resultarán ser la mejor opción para ti.

Una explicación científica sobre el calor y los colores

Muchos estudios sugieren que los colores más oscuros absorben más calor en comparación con los más claros, y esto no sólo se aplica a la ropa, sino también a los coches. El metal es un excelente conductor del calor. Pintar su coche con un color oscuro, especialmente en negro, aumentará las cualidades de absorción de calor del metal.

Los tonos más oscuros retienen el calor, haciendo que el coche sea más caliente al tacto, mientras que los tonos más claros reflejan el calor.

Algunos colores tienen un coste adicional

A nivel local, las marcas de coches económicos ofrecen algunos colores que tienen un coste adicional. Cada una tiene su propia línea de colores especiales, tomemos como ejemplo a Toyota y Honda con su color Blanco Perlado que suele costar un poco más caro que otros colores estándar. Mazda, por otro lado, está vendiendo su buque insignia Soul Red Crystal y el color Machine Grey también se venden a un precio especial.

Ahora bien, si realmente quieres tanto ese color y tienes el presupuesto extra para ir, entonces consíguelo.

Afecta al valor de reventa de tu vehículo

También es importante tener en cuenta que el color que elijas tiene un impacto en el valor de reventa de tu coche. En particular, el plateado y el blanco son muy populares y contribuyen al alto valor de reventa incluso después de 4 o 5 años.

Mientras que optar por colores poco populares, como el dorado o el marrón, podría reducir drásticamente el valor de reventa de tu coche con el paso del tiempo.

 

También puede interesarte: ¿Qué es mejor conducir un vehículo automático o manual?

¿Vale la pena comprar un coche usado?

En el momento en que sale del lote, un vehículo nuevo pierde entre el 9% y el 11% de su valor. Cuando ha pasado un año, el coche ha perdido alrededor de un 20%.

Una de las muchas razones por las que la gente opta por comprar coches usados en venta es la depreciación del coche. Desde el hecho de ser más asequible hasta la variedad de opciones de acabado, existen importantes ventajas al comprar un coche usado.

1. CUESTAN MENOS

Usted ya lo sabe. Los coches usados son exponencialmente más asequibles que la compra de un vehículo nuevo. Así que si quieres ahorrarte unos cuantos miles, busca tu modelo preferido de unos años atrás.

2. MENOS DEPRECIACIÓN SIGNIFICA UNA MEJOR INVERSIÓN

Todos los coches nuevos pierden valor en cuanto los sacas del concesionario. Lo que la mayoría de la gente no sabe es que los coches nuevos siguen perdiendo valor a un ritmo elevado durante todo el primer año de vida, a veces hasta un 40%.

Un coche usado se deprecia a un ritmo mucho más lento después de esa meseta del primer año, por lo que se podría argumentar que un coche usado es una inversión mucho mejor que uno nuevo.

3. TASAS DE SEGURO MÁS BAJAS

Otro hecho menos conocido es que el seguro del coche cuesta menos al mes para un coche usado, que un coche nuevo. Así que el ahorro de comprar un coche usado se hace evidente mensualmente en la forma de la prima mensual, además del precio de la etiqueta. Si no tienes un seguro, cotiza tu seguro de auto que cumpla con lo que necesites.

4. MUCHOS COCHES USADOS CONTIENE GARANTÍA

Una de las preguntas más comunes sobre la compra de un coche usado es sobre la garantía. Muchos coches de segunda mano aún tienen garantía de fábrica. La mayoría de la gente que alquila un coche, lo devuelve después de tres años, y todavía le quedan 2 años de su garantía de 5 años.

Los vehículos de segunda mano certificados y la mayoría de los coches usados han pasado por una rigurosa inspección y vendrán con una garantía extendida en el momento en que los veas en el lote.

5. EVITE LOS CARGOS OCULTOS

Los coches de segunda mano no te cargarán con los costes ocultos que pueden venir con la compra de coches nuevos, como los gastos de envío. Estos costes, que pueden ser de unos cientos de dólares, se añaden al precio total de un coche nuevo.

6. OPCIONES

Las opciones como las bacas, los revestimientos anticorrosión y los techos solares no afectan al precio de etiqueta de un coche usado tanto como las mismas opciones costarían en un vehículo nuevo.

7. SELECCIÓN

Aunque no puedes elegir el color, las opciones y el acabado de un coche usado, como lo harías en un vehículo nuevo. Usted es capaz de comprar los diferentes años de un modelo que prefiere, y usted tiene la oportunidad de obtener un modelo o estilo que ya no está en producción.

También puede interesarte: Tips para cuidar de tu coche

Página 2 de 29

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén