Cotizar seguro para autos

¿Qué hábitos de conducción son peligrosos?

No hay escasez de distracciones en el mundo moderno. La conducción distraída se ha convertido en un problema nacional, y muchas escuelas y agencias públicas están luchando para crear conciencia sobre el problema.

El Consejo Nacional de Seguridad estima que uno de cada cuatro accidentes automovilísticos implica el uso de teléfonos celulares, pero muchas personas aún creen que hablar o enviar mensajes de texto mientras se conduce es inofensivo. El uso de dispositivos electrónicos mientras se conduce es solo uno de los hábitos peligrosos que se han vuelto demasiado comunes para los conductores de hoy.

Por lo anterior, también es importante que tengas un seguro de auto, y si no es así, es hora de que empieces a cotizar  seguros de auto.

A continuación, se muestran algunas prácticas de conducción que aumentan la probabilidad de un accidente y formas de prevenirlas:

Uso del teléfono

Enviar mensajes de texto y hablar mientras se conduce es extremadamente peligroso. ¿Crees que has resuelto el problema utilizando un dispositivo manos libres? Piensa otra vez. El Consejo Nacional de Seguridad ha demostrado que incluso hablar por un auricular mientras se conduce puede tener graves consecuencias.

Debido a que conducir y hablar son “tareas de pensamiento”, es imposible prestar toda su atención a la conducción si está hablando al mismo tiempo, y el efecto se magnifica si está hablando con un dispositivo, en lugar de con un pasajero. En pocas palabras: si la conversación es importante, puede esperar.

Conducir con animales

Conducir sin cinturón de seguridad es tan peligroso para nuestros peludos amigos como para los humanos. Cuidar a las mascotas mientras se conduce puede causar accidentes y dejarlas sin asegurar aumenta la posibilidad de que se lastimen si ocurre un accidente.

Es tentador dejar que tu perro viaje a su lado o se extienda en el asiento trasero, pero por tu bien y el de ellos, asegúrate de que tu animal esté en un transportador seguro o en una sección bloqueada del automóvil mientras está en tránsito.

Usar el cinturón de seguridad

Usar el cinturón de seguridad es la forma número uno de protegerse contra lesiones y la muerte en caso de accidente. Pero muchos adultos aún no usan el cinturón de seguridad de manera constante. Modele el uso del cinturón de seguridad para sus hijos y conviértase en un hábito de abrocharse el cinturón cada vez.

Comiendo

Cuando consumes una comida o una bebida al volante, te arriesgas mucho más que una mancha en su suéter favorito. Derramar comida o café caliente puede desequilibrarlo por completo y hacer que se desvíe de la carretera. Asegúrese de comer en lugares apropiados, como en la mesa.

Administrar tu música

No tener las melodías adecuadas puede parecer un problema grave, pero tomarte el tiempo para jugar con la radio o el iPod mientras conduces puede tener consecuencias reales. Enciende la música antes de comenzar tu viaje, y si es absolutamente necesario cambiar CD o encontrar una nueva estación mientras estás en tránsito, deténte.

Conducir con sueño

Se ha demostrado ampliamente que conducir con sueño puede ser tan malo o peor que conducir ebrio. Resiste la tentación de ir un poco más lejos si tiene sueño en un viaje largo en automóvil. Tómate el tiempo para detenerte y dormir, incluso saliéndote de la carretera si es necesario.

Cuello de goma

Si eres humano, es extremadamente tentador intentar echar un buen vistazo a un accidente al costado de la carretera, o al pobre tipo que acaba de ser detenido. Pero ceder puede significar prepararse para un accidente o una multa propia. Ocúpate de tus propios asuntos, por el bien de la seguridad.

También te puede interesar: ¿Cómo influye la seguridad del auto en un seguro?